Nota inicial: Quiero agradecer a María por crear este artículo. Si, como la mayoría de mis clientes, quieres ver un ROI que suba como la espuma cada mes, este post te va a ser interesante. Nos lo traen nuestros compañeros de DataFeedWatch y te ayudará a hacer una rápida auditoría de tus campañas de Google Shopping. Uno de esos artículos tras los cuales contactarás a tu proveedor de Google ads actual para que se ponga las pilas (o no). 

 

Seguramente, lo último que desees es que tus anuncios te hagan perder dinero. Y aunque probablemente no te encuentres en una situación terrible, siempre hay aspectos que mejorar. Por ejemplo, puede que estés cometiendo errores y ni siquiera te hayas percatado de ello. ¡Por eso estamos aquí, al rescate! 😉

Cometer errores no tiene absolutamente nada de malo; de hecho, suele ser la manera en que aprendemos las lecciones más importantes. Sin ellos, difícilmente podríamos crecer. Pero cuando dichos errores perjudican tus anuncios (es decir, se vuelven más caros), es importante saber identificarlos y corregirlos lo antes posible. En este artículo, te contaremos cómo evitar los 10 errores más comunes de Google Shopping.

Errores más comunes:

#1 Tener una estructura de campaña desordenada

#2 Anunciar productos de «bajo potencial»

#3 No optimizar el feed

#4 Utilizar las imágenes incorrectas

#5 Ignorar las palabras clave

#6 No introducir el IUP o que este sea erróneo

#7 No usar las extensiones de promoción de Google Merchant Center

#8 La optimización de puja genérica

#9 Ignorar el nivel de calidad

#10 No realizar copias de seguridad de las campañas 

Conclusión

#1 Tener una estructura de campaña desordenada

Todos sabemos que, a la hora de dirigir un negocio, la organización es esencial. Lo mismo ocurre con los feeds de producto. Tener un feed claro y bien estructurado te facilitará las tareas publicitarias y evitará que pierdas dinero con los anuncios. 

Esforzarse al máximo a la hora de crear una estructura de campaña organizada te permitirá automatizar los anuncios y controlar cómo y cuándo deben aparecer. Asimismo, podrás evitar cometer errores e impedir que los clics desperdiciados se salgan de control. Además, los efectos de mejorar el nivel de calidad serán más perceptibles a medida que tus anuncios obtengan mejores ubicaciones y cuesten menos por clic. 

Es posible que sientas que te ahogas en los datos de producto y que no sabes bien por dónde empezar. No te preocupes. 

Agrupar productos
Un buen lugar por el que comenzar es agrupando los artículos. Al separar cada categoría en grupos de productos, tendrás un mayor control de los anuncios. Evita introducir los mismos artículos en diferentes grupos. De lo contrario, competirás contigo mismo en las pujas. ¡Y seguro que no quieres que eso suceda!

Si no has modificado nada en tu cuenta de Merchant Center desde que creaste la primera campaña de Shopping, te aparecerá un grupo de anuncios y un grupo de productos etiquetados como «Todos los productos». Allí se encontrará todo tu inventario, sin segmentación alguna. 

Para crear un grupo de anuncios dentro de tu cuenta de Merchant Center debes: 

  1. Hacer clic en Campañas (panel izquierdo) 
  2. Escoger la campaña en la que deseas crear el grupo de anuncios 
  3. Decidir si prefieres crear un producto o mostrar un anuncio de Shopping
  4. Introducir el nombre y la puja del grupo de anuncios
  5. Guardar los cambios 

 

#2 Anunciar productos de «bajo potencial»

Probablemente pienses que anunciar todos tus productos te va a permitir obtener unos mayores ingresos, pero esto suele ser contraproducente; en lugar de generarte ganancias, posiblemente te provoque pérdidas.

Además, habrá casos en los que no quieras anunciar ciertos productos. Por ejemplo, si solo te quedan un par de artículos en stock o productos en tallas poco solicitadas (XXS o XXL), entonces es mejor que no los anuncies hasta que repongas el inventario. De esta manera, no desperdiciarás la inversión publicitaria en productos que solo unos pocos clientes (o incluso ninguno) van a comprar.

Además, puede que pierdas oportunidades de venta por competidores que ofrecen los mismos productos que tú, solo que a un precio menor. En estos casos, puedes recurrir a una herramienta de control de precios para comprobar si le está ocurriendo a alguno de tus artículos. Si los localizas, pero no deseas bajar el precio, puedes continuar y segmentar dichos productos para no seguir desperdiciando el presupuesto publicitario en ellos. 

Este mismo problema se aplica a los artículos con un bajo margen de beneficios; en ellos, el coste de la publicidad puede llegar superar las ganancias. En pocas palabras, al poner en marcha una campaña de Shopping, escoge tus productos con cuidado para obtener un mejor ROAS.

#3 No optimizar el feed 

Para que Google sepa cuándo mostrar tus productos, deberás tener el feed totalmente optimizado. Esto implica asignar todos los datos de tus artículos. Son muchos los atributos que debes tener en cuenta (tanto los obligatorios como los opcionales). Vamos a repasar los dos más importantes: los títulos y los atributos de feed adicionales. 


Títulos

Un error muy habitual que debes evitar es el de priorizar información que no es relevante o importante. Por ejemplo, si el nombre de la marca no se encuentra entre las palabras clave de mayor rendimiento, te conviene no colocarlo al principio y, en su lugar, priorizar términos más descriptivos. Si vendes artículos de temporada, puedes poner la estación primero y, en el caso de los libros, el título de los mismos. 

Asimismo, te conviene evitar que los títulos de los productos sean extremadamente cortos. Este sería el caso de modelos concretos, como por ejemplo, los pantalones vaqueros 501 de Levis. Como puedes apreciar en la siguiente imagen, el anuncio de la derecha le ofrece mucha más información al cliente. 

google shopping

Así quedaría el título optimizado en función de la categoría de producto:

google shopping categoria de producto

Ignorar los atributos de feed adicionales

Los atributos de feed adicionales te brindan la oportunidad de ofrecer más información sobre los artículos y atraer a posibles clientes. Sabemos que a la hora de asignar y optimizar el feed de datos es tentador limitarse a lo básico, pero esto, tarde o temprano, acabará perjudicándote. En términos generales, cuanto más específica sea la búsqueda de un usuario, más probable será que tome una decisión y complete el proceso de compra. 

Por desgracia, si no incluyes datos adicionales como el material, el color, la talla o cualquier otro detalle importante, es probable que el usuario no encuentre tus productos. Tómate el tiempo que necesites para asegurarse de que todo está en orden y tus anuncios se mostrarán a los compradores más interesados. 

Por ejemplo, si alguien está buscando Apple MacBook Pro 13 plateado es más probable que termine realizando la compra que alguien que simplemente busca MacBook. En definitiva, contar con un feed completo te llevará allá donde estén los clientes. 

 

#4 Utilizar las imágenes incorrectas

La principal diferencia entre Google Ads y Google Shopping es el uso de las imágenes. Ambos crean un escenario para la experiencia del comprador y presentan los productos a los clientes. No solo pueden captar la atención de los usuarios, sino que además pueden infundir la confianza de que tus artículos son auténticos.

Sin embargo, no hacerlo correctamente puede salirte caro. Primero, deberás familiarizarte con los requisitos de imagen de Google. Lo principal es que las imágenes no contengan texto o marcas de agua, que los enlaces no estén rotos y que las fotografías no sean genéricas o predeterminadas. 

Asimismo, deberás asegurarte de mostrar las imágenes correctas para cada artículo que anuncias, especialmente si hay distintas variantes, como el color. La consulta de búsqueda del siguiente ejemplo era «mochila amarilla». 

ejemplo 2 google shopping

El otro aspecto a tener en cuenta es el uso de imágenes de estilo de vida en lugar de fotos de los artículos. Te animamos a hacer una prueba A/B para que compruebes qué imágenes funcionan mejor con tu público.

google shopping ejemplo

#5 Ignorar las palabras clave

Una importante diferencia entre los anuncios de texto y los anuncios de Shopping es que no puedes pujar por palabras clave. Aun así, desempeñan una función esencial y, en muchas ocasiones, determinan el éxito de los anuncios de Shopping. Como ya hemos mencionado anteriormente, añadir palabras clave a los títulos de producto es de vital importancia. 

Además, el uso del informe de términos de búsqueda puede marcar la diferencia. Te mostrará exactamente qué palabras clave de búsqueda muestran tus anuncios para que puedas determinar si dichas búsquedas son rentables o no. De ser así, asegúrate de incluirlas en los títulos y descripciones. De lo contrario, será hora de recurrir a las palabras clave negativas. 

Otra herramienta de gran utilidad que puedes utilizar es Google Trends; esta te permite comprobar qué palabras son las que más se utilizan. 

Al crear palabras clave negativas, le indicas a Google en qué ocasiones no debe mostrar tus productos. Omitir este paso puede conllevarte una gran pérdida económica, ya que hay búsquedas en las que está claro que el usuario no tiene la intención de realizar una compra. Los términos como «gratis» o «alquiler» pueden ser un buen ejemplo de ello. Si tu anuncio aparece en esos casos y los usuarios hacen clic en él, te generarán pérdidas económicas.

Asimismo, debes asegurarte de que la lista de palabras clave negativas no sea demasiado restrictiva para que no deje de mostrar tus anuncios donde debe hacerlo. 

#6 No introducir el IUP o que este sea erróneo

Los identificadores únicos de producto (IUP) son esenciales para el rendimiento de los anuncios. Estos le permiten a Google saber qué son exactamente tus productos y en qué consultas de búsqueda debe mostrarlos. Asimismo, permite compararlos con minoristas que venden los mismos artículos que tú. Los identificadores más habituales son los números GTIN (Global Trade Item Number) y los MPN (Manufacturer Part Numbers).

Antes todos los productos que se anunciasen debían contar con estos identificadores. En la actualidad, sin embargo, Google ha suavizado las normas, pero aun así es importante tener en cuenta que los IUP incorrectos pueden hacer que los productos se rechacen y no introducirlos puede tener un impacto negativo en los anuncios. 

Lo mejor es asegurarse de que todos los productos tengan un IUP y que estos sean correctos. De esta manera, evitarás que tus anuncios se muestren en las búsquedas equivocadas. Además, si introduces los identificadores correctos, tus anuncios tendrán una mayor prioridad. 

#7 No usar las extensiones de promoción de Google Merchant Center

Utiliza las extensiones de promoción de Google Merchant Center para informar a los clientes que ofreces un descuento o promoción adicional. Añade una etiqueta al anuncio de Google Shopping para hacer que el producto sea más atractivo para los usuarios. Cabe señalar que Google tiene ciertas políticas sobre el tipo de promociones que son compatibles. Entre ellas, por ejemplo, se incluyen promociones que le añadan un valor al cliente (como un descuento monetario o un bien o servicio adicional), que no sean demasiado restrictivas y que resulten claras.

recomendaciones google shopping

De momento, esta función solo está disponible en Estados Unidos, Australia, Alemania, Francia, Reino Unido e India. Así que si te anuncias en alguno de estos países, ¡no dudes en aprovecharlas! En caso de no hacerlo y ofrecer productos con descuento, puedes usar las anotaciones de precio de oferta, con las que puedes enviar a Google el precio de tu oferta con el atributo opcional sale_price [precio_oferta].

#8 La optimización de puja genérica 

No disponer de un plan de optimización de pujas bien establecido puede generarte importantes pérdidas económicas. Un error muy habitual es el de pujar la misma cantidad por todos los productos. Por ejemplo, si vendes un artículo y no te genera más beneficios de lo que te cuesta anunciarlo, entonces deberías reducir la puja. 

Aquí es donde dividir los artículos en diferentes grupos puede ahorrarte disgustos. Es otra manera de hacer frente a la imposibilidad de pujar por palabras clave específicas.
Es posible que la primera vez no te salga bien, así que sigue experimentando. Evalúa qué ha salido bien o mal y realiza las modificaciones que sean necesarias.

 

Aprovecha las etiquetas personalizadas para optimizar las pujas

Las etiquetas personalizadas son un campo opcional que pueden mejorar tu feed y mostrar tus anuncios por encima de los de la competencia.

Te ofrecen un mayor control sobre la configuración de las campañas y las pujas de cada grupo de productos. Esto se debe a que, a diferencia de los grupos de productos, con las etiquetas personalizadas puedes decidir en qué condiciones basar la agrupación. ¿Cómo colocarlas y qué categorías se deben utilizar?

Algunas de las categorías más útiles para etiquetar productos son: estacionalidad, nivel de rendimiento y margen de beneficios. 

 

#9 Ignorar el nivel de calidad 

Aunque no lo veas (porque está oculto), el nivel de calidad está en pleno rendimiento. Familiarizarte con este parámetro te permitirá hacerte una idea de si tus anuncios funcionan o no. Aumentar el nivel de calidad te permitirá ahorrar dinero a largo plazo, ya que determina el CPC. 

Cuanto más relevantes y útiles les parezcan tus anuncios a los clientes, mayor será la probabilidad de que los muestre en una buena posición de la página de resultados, lo que se traduce en menores costes. Funciona de una manera similar al nivel de calidad de los anuncios de texto. 

google shopping

Fuente: WordStream

 

Si tu anuncio resulta ser el mejor resultado para la búsqueda del usuario, Google te recompensará. Cuanto más a menudo suceda esto, mejor será tu nivel de calidad. Si logras superar a la competencia, esta terminará pagando más por el mismo clic.

A diferencia de lo que ocurre en Google Ads, no podrás ver la clasificación representada del 1 al 10. En su lugar, la cuota de impresiones perdidas será tu mejor aliada. No te interesa que esta cuota sea alta porque eso significaría que estarás perdiendo la valiosa atención de los usuarios que realizan búsquedas en Internet.
Cabe señalar que algunos factores pueden afectar al nivel de calidad de manera negativa y hacer que la cuota de impresiones perdidas aumente. 

Asimismo, debes prestar atención al «% impr perdidas de búsq». Este parámetro te indica el número de impresiones que estás perdiendo por no tener una clasificación lo suficientemente alta, lo cual puede perjudicar al nivel de calidad. Intenta ajustar los términos de búsqueda que logren activar tus anuncios y, en la medida de lo posible, utiliza palabras clave largas que atraigan al tráfico deseado.

#10 No realizar copias de seguridad de las campañas

Tal vez esto te suene familiar. Has trabajado duro en un documento y, de repente, con un solo clic, todo tu esfuerzo desaparece. O el ordenador se estropea de la noche a la mañana y pierdes todos los archivos que tenías dentro. 

Si bien es cierto que puede ser un ejemplo un poco extremo, este mismo principio se puede aplicar a las campañas. Te conviene realizar una copia de seguridad de las campañas, por si realizas algún cambio irremediable por accidente. 

El uso de una plataforma de marketing de feeds también te brinda una seguridad adicional porque no editas directamente el catálogo de productos. Esto significa que, si necesitas revertir algún cambio, el documento original quedará intacto. 

Conclusión 

En este artículo, hemos tratado todas las bases para evitar cometer errores costosos en Google Shopping. Al optimizar las campañas, obtendrás una herramienta bien preparada que hará exactamente lo que deseas. Si te percatas de que estás cometiendo alguno de estos errores, no te preocupes. Sabrás exactamente dónde buscar y cómo resolver el problema.