Los 5 factores de posicionamiento de Google que dan un bofetón a la comunidad SEO mundial

La razón por la que me metí en el mundo del SEO y el marketing digital fue en parte porque entonces era una manera relativamente fácil de hacer dinero. Esto se debía a que se podía engañar a Google y posicionarse en la primera página de resultados haciendo unos cuantos trucos que cualquier persona mínimamente friki podía sacar.

La realidad es que Google sofistica su algoritmo cada vez. Casi a diario, el algoritmo de Google es modificado para parecerse al cerebro humano. Por consiguiente, los resultados de las búsquedas corresponden cada vez más con lo que los usuarios buscan, y las técnicas manipulativas de esos frikis perezosos se han tornado redundantes. Normal, ¿no?

La empresa de SEO SEMRush ha actualizado su estudio de 600.000 búsquedas, en la que se sugiere que Google ha llevado a cabo una actualización de su algoritmo como la copa de un pino. Si estos resultados son afines con la realidad, Google está dando un sopapo a la comunidad SEO global tras el cual habrá lágrimas, despidos y conversaciones telefónicas marcadas por la dentera.

Estimación de los 17 factores de posicionamiento más importantes del algoritmo de Google

Estimación de los 17 factores de posicionamiento más importantes del algoritmo de Google

Como emprendedor, el no estar al día en estas actualizaciones te puede suponer contratar a un mal SEO o perder tu valioso tiempo siguiendo malos consejos.

Llevo 5 años experimentando y estudiando el algoritmo de Google, probando cositas y metiendo la pata muchas veces. Cada vez tengo más claro que Google quiere mostrar a sus usuarios marcas extraordinarias que dejen boquiabiertos a su público por su utilidad y relevancia. Y como marca, si no consigues esto, tendrás que pagar a Google Adwords. Majete.  

Siguiendo la regla de pareto, vamos a analizar los 5 factores de posicionamiento más importantes de esos 17 que Sem Rush ha sacado a la luz. Incluimos recomendaciones para cada uno de los factores.

 

1. Tráfico Directo

Según Google Analytics, tráfico directo son personas que introduce la URL de tu web en la barra de navegador. Es decir, no llegan a través de un enlace ni usan un motor de búsqueda. Ponen tu URL en el navegador porque ya te conocen.

Esta importancia del tráfico directo implica que Google favorece a marcas que la gente ya conoce, para que la gente se sienta satisfecha a la hora de ver los resultados.

Esto favorece de manera dramática a las grandes marcas. Mi teoría es que Google quiere que las pequeñas y medianas empresas vean el sueño de posicionarse cada vez más lejano e inviertan más dinero en Google Adwords para salir en la primera página.  

 

¿Qué hacemos?

Si quieres posicionarte, todo tu marketing digital y SEO tiene que estar basados en una marca que resalte. Esto significa que por muy pequeño que seas, tienes que posicionarte con un mensaje radicalmente diferente al resto y ofrecer una experiencia realmente impactante. Aquí puedes encontrar 6 lecciones de Seth Godin sobre desarrollo de una marca.

 

Cuando tengas una marca potente, la gente comenzará a buscar tu marca y a ir directamente a tu web a través del navegador.

Otra técnica es fomentar el tráfico a tu página. Dirige a todos tus amigos y conocidos a tu página para cualquier cosa. Si alguien te pregunta por algo de lo que eres experto, inmediatamente escribe un artículo sobre eso y mándales el enlace.

Ni qué decir tiene, asegúrate de que tu web sea un organismo vivo en cada momento. Actualiza tu blog y promociona tus contenidos constantemente.

Artículo relacionado: La importancia de los mensajes de tu marca (inglés)

 

2. Tiempo en tu página

Se refiere a el tiempo medio que la gente se pasa cada vez que visita tu página web.

Google le da importancia porque implica que el usuario, víctima de las millones de distracciones de internet, ha encontrado tu página como una fuente de información interesante. Esto es algo gradualmente difícil de conseguir ¿eh?

¿Qué hacemos?

Estudia las necesidades de tu cliente y crea contenido que responda estrechamente a ellas. Esto supone:

  • escribir artículos de blog con cada duda que tus clientes tengan

  • crear páginas explicando tus productos

  • crear casos de estudio y noticias interesantes

  • asegurarte de que tu navegación sea fácil

 

3. Páginas por visita

El número de páginas (o pestañas) visitadas cada vez que un usuario llega a tu web.

Es importante porque es otra métrica que indica a Google que la información en tu web es útil y que por tanto los creadores de la web son expertos en la materia.

Según SEM Rush, 3.5 paginas por visita parece ser una buena métrica.

¿Qué hacemos?

Todos los consejos anteriores sobre el tiempo en página se aplican en este caso.

Cabe añadir el tener muchos enlaces internos para que el usuario tenga siempre a mano incentivos para continuar visitando otras páginas. Como por ejemplo, este enlace de aquí abajo.

Artículo relacionados: Cómo optimizar tu página para Google (inglés)

 

4. Tasa de Rebote (bounce rate)

El porcentaje de usuarios que abandona tu página web inmediatamente después de haber llegado. Es decir, que sólo han visto una pestaña e inmediatamente salen.

Es importante porque implica que el usuario no ve el recurso lo suficientemente útil como para animarle a continuar visitando más documentos.

Sin embargo, esta métrica tiene que ir acompañada del tiempo en tu página, porque si es una página web con un solo documento (plantilla de una página o una página de landing para generar leads), la tasa de rebote será del 100%.

Una buena tasa parece ser el 49%, así que intenta que la tuya no suba demasiado de esa cifra.

¿Qué hacemos?

En el caso de las home, ésta debería estar pensada para que el usuario inmediatamente clique a otra cosa, como una página de un producto o un artículo de blog. Muchas páginas de home no tienen llamadas a la acción potentes y por tanto el usuario no ve incentivos para navegar a regiones más profundas.

Los artículos de blog suelen tener una tasa de rebote mucho mayor así que asegúrate de tener llamadas a la acción interesantes que animen al usuario a parar un poco el carro y continuar investigando tu web.

 

5. Número de dominios que refieren a tu página web

Los enlaces externos han sido tradicionalmente los factores más importantes para el posicionamiento en Google.

El famoso algoritmo de Google o ‘Page Rank’, fue en su día una innovativa idea que determinaba la autoridad de una web en función de los enlaces de referencia que otras webs tenían hacia ella. Esto implicaba que para posicionarse bien en Google, uno simplemente tenía que generar enlaces hacia su página. Esto incentivó la creación de spam y la expansión de SEOs psicópatas que te venden gato por liebre. .

Yo he visto que en España aún acechan numerosos agentes de SEO que usan técnicas de spam. Cuidadito con esa gente porque Google te puede penalizar y dejar a tu web fuera de juego en cuestión de horas.

Relacionado: las 5 cosas que hacen los mejores SEOs (inglés)

Hoy en día, los enlaces siguen siendo muy importantes pero solo por detrás de la marca y la experiencia de usuario.

¿Qué hacemos?

Intentar conseguir enlaces de otros sitios de manera natural

  • guest posting: trata de escribir un artículo para otro blog que tú no controlas. Ellos reciben tu contenido y tú ganas un enlace a tu web en la biografía. Por ejemplo este es un artículo que yo escribí en el blog de unos desarrolladores de web a cambio de un link.

  • promocionar contenido: siempre que publiques un artículo en tu web, escribe a otros bloggers y webmasters a los que les pueda interesar. Por ejemplo, si escribes una guía sobre pesca submarina en tu blog, esto les puede interesar a blogs que hablen sobre viajar por el sudeste asiático y por tanto añadir una referencia en su blog hacia tu guía.

  • colaboraciones: habla con todas las persona que conozcas que tenga una web o blog relacionado y piensa en maneras de hacer contenido juntos o referiros mutuamente en vuestras respectivas webs.

 

Y los factores tradicionales?

Los factores de SEO tradicionales como meta datos e incluir tus palabras clave en el texto para que Google lo relacione con las búsquedas siguen siendo importantes, pero han pasado a un siguiente plano. Google, con su potente mecanismo de inteligencia artificial, es ya capaz de ‘entender’ el tema de una página y su relación con otros temas. Esto libera al mercadólogo para crear contenido orientado al usuario a su experiencia.

 

El SEO se está transformando en marketing de contenidos, se está volviendo más humano. Más que obsesionarte con trucos para engañar a Google, tienes que estudiar cómo funciona la psicología de tu cliente, y sobre todo, pensar la mejor manera de servirle y diferenciarte del resto.

 

En resumen

Google está cambiando constantemente. La única apuesta segura a largo plazo es tener a tu cliente ideal en mente y ayudarle a través de contenido de calidad, tremendamente útil y siempre motivando la llamada a la acción para aliviar los problemas de tu cliente.

Al principio he dicho que me metí en esto porque era fácil. Ahora estoy cada vez más apasionado precisamente por lo difícil que es.

Si te interesa este artículo y quieres consejos para mejorar tu presencia en Google, visita nuestros servicios de estrategia de marketing de contenido.
 

 

Peru Buesa